Prohibido cometer faltas de ortografía #blog

Redactamos textos de calidad

Todo contenido ligado a tu marca se convierte en una extensión de tu imagen corporativa, en tu carta de presentación, de ahí que sea de suma importancia cuidar todos y cada uno de los detalles que diferencian un contenido de valor de un texto más en internet.

Un blog corporativo, sección de noticias o canal social no solo debe cuidar el continente, es decir, su diseño, lo puramente visual, sino también el contenido. La información que transmitamos ha de ser veraz, original, atrayente y, sobre todo, tiene que estar bien escrita. En un canal de empresa, está prohibido cometer faltas de ortografía o incongruencias gramaticales.

Las redes sociales han sido diseñadas para compartir información, no para “bombardear” a los usuarios con publicidad. Como marca, obtendremos mejores resultados publicando buenas historias de manera clara y concisa que lanzando promociones o publicando las bondades de nuestro producto. Se trata de llegar al consumidor a través de las emociones.

En definitiva, si queremos fidelizar a nuestra audiencia, tenemos que ofrecer calidad, no solo porque nuestros contenidos se convertirán en reflejo de la calidad de nuestra marca y servicios o productos, sino porque buscadores como Google tendrán este valor muy en cuenta a la hora de posicionar nuestra entidad en la red.

Menospreciar la relevancia del papel que juega la calidad de los contenidos en la construcción de nuestra identidad de marca digital es perder una ocasión de oro para abrirnos camino en un mundo online cada vez más saturado de propuestas novedosas.